Nuestra Tecnología

¿Porque usar las tecnologías de OPU e IVP?

(Aporte del Dr. William Vivanco) El hecho de poder “cosechar” los gametos femeninos (ovocitos) directamente de los ovarios de las vacas donantes y de madurarlos en laboratorio, capacitar los espermatozoides en laboratorio, fertilizar los ovocitos y cultivar los embriones resultantes en laboratorio (in vitro) hasta que alcancen el estadio de desarrollo necesario para su transferencia a recipientes, nos permite colectar material genético de donantes de diferentes edades (donantes pre-púberes tan jóvenes como 2 meses de edad, animales púberes, maduros y viejos) y diferentes condiciones fisiológicas (vacas secas, lactantes, vacías, preñadas, ciclando normalmente, en anestro, vacas con problemas reproductivos, etc.) y aun de animales muertos (recolección de ovocitos de ovarios de matadero).
nuestra tecnologia
El potencial de la tecnología de OPU-IVP de revolucionar la industria ganadera es enorme ya que su aplicación en programas de mejoramiento genético permitirá alcanzar aun más altas tasas de progreso genético y su aplicación como instrumento de multiplicación animal abrirá las rutas para nuevos y más eficientes sistemas de producción. Otro impacto significativo en el mejoramiento genético que se produce al usar la tecnología in vitro, es debido a la producción de embriones a partir de donantes pre-púberes (pueden ser tan jóvenes como terneras de 2 meses de edad o inclusive se puede recolectar ovocitos de fetos), reduciéndose significativamente el intervalo entre generaciones y por ende
incrementando la tasa anual de ganancia genética. Estimaciones hechas por Lohuis (1995) sobre el impacto de la inclusión de donantes juveniles como madres de toros en los programas de mejora genética muestran un incremento del 22% en la tasa de progreso genético sobre la tasa normalmente obtenida cuando las madres de toros son vacas adultas. Una contribución importante del sistema in vitro es que permite producir 300% más terneros por donante por año en comparación con el sistema de MOET (ver Tabla 1), esto permite la aplicación de la transferencia embrionaria a larga escala, ya que se requiere programar mucho menos donantes reduciéndose costos y logística.
nuestra tecnologia
nuestra tecnologia
Otra ventaja adicional frente al sistema MOET es que en la tecnología in vitro no se requiere el uso de hormonas para súper ovulación sino que se aprovechan las ondas foliculares normalmente producidas en el ovario de las donantes. El menor costo y la mayor producción embrionaria por donante permite escalar la producción a nivel industrial y poner al servicio del ganadero local y del mercado internacional, embriones de altísimo valor genético a precios accesibles y que permiten la aplicación de la tecnología para la producción de vacas de reemplazo y para la expansión ganadera con una relación beneficio costo positiva.

Eficiencia de OPU-IVP VS. MOET (Tabla 1)

Eficiencia comparativa entre las tecnologías de producción embrionaria IN VIVO (conocida como MOET) e in vitro (conocida como OPU-IVP).

eficiencia
En el sistema in vitro los ovocitos pueden ser colectados de la misma donante cada 3.5 días y cada colección de ovocitos puede ser fecundada por semen de un toro diferente. Esto da como resultado la posibilidad de aplicar una gran cantidad de combinaciones de toro x vaca lo que contribuye a controlar consanguinidad y mantener adecuada variabilidad genética en el hato, lo que contribuye a incrementar la precisión de las evaluaciones genéticas. Además de las muchas ventajas del sistema in vitro en cuanto a mejoramiento genético, el uso de OPU-IVP permite el desarrollo y aplicación de nuevos y más eficientes SISTEMAS DE PRODUCCION (Smeaton,
D.C. and H.W. Vivanco. 2000) tales como producción de terneros de razas carniceras en vacas lecheras y viceversa. Así en Nueva Zelanda (Smeaton y Vivanco 2002) produjeron terneros de triple cruce Simmental x Friesian x Hereford gestados y criados al pastoreo por vacas Jersey de descarte, produciendo los terneros a un costo energético 20% menor que vacas de carne o vacas cruzadas gestando y criando terneros del mismo genotipo de triple cruce que las Jersey. En Chile se viene incrementando la población de vacas de cría de razas de carne transfiriendo embriones de Aberdeen Angus en vacas de los establos lecheros. El uso de ovocitos
colectados de ovarios de matadero permite la producción muy económica de embriones ya sea para uso local o de exportación, el nivel genético de los mismos será superior a promedio de la raza del país exportador si se cosechan los ovarios solo de vacas que hayan sido sacrificadas después de tener 3 o 4 campañas (esto garantiza que las madres son por lo menos del promedio de la raza de lo contrario no hubieran sido retenidas en los establos por mas de una campaña) y poniendo como semen el de toros probados del mas alto valor genético.
Con nuestro laboratorio para la producción de embriones in vitro podemos construir sobre esta tecnología una serie de otras tecnologías de gran potencialidad futura, tales como la bisección de embriones, el sexado embrionario vía determinación de ADN o vía espermatozoide sexado, el clonado o multiplicación de embriones sexados, el clonado de individuos, la aplicación de tecnologías moleculares para determinación de parentaje y para utilización de marcadores genéticos, etc. Es decir, el desarrollo de un laboratorio eficiente de tecnología in vitro abre las puertas a una gran gama de tecnologías que en el futuro serán de uso muy común en el mejoramiento ganadero y la producción animal.

Impacto Nacional de SEMBRYO

Con este laboratorio el País contará con una herramienta para el desarrollo de la ganadería nacional. Láctea estará en posibilidad de ofrecer la genética adecuada a las necesidades de las diferentes regiones; ofreciendo las distintas razas requeridas para mejorar la productividad de carne y leche, contribuyendo de manera importante a la seguridad alimentaria y al desarrollo de los pequeños, medianos y grandes productores. SEMBRYO proveerá una oferta genética adecuada a sus necesidades ya que podremos multiplicar los animales requeridos para necesidades y pisos ecológicos distintos, costa, sierra y selva.
impacto nacional de Sembryo

Alcances de la técnica

Esta técnica nos asegura un mejoramiento genético partiendo de animales 100% adaptados a nuestra zona de producción y que bajo nuestras condiciones de explotación han rendido campañas de 12,000 – 18,000 kilos, con buena reproducción, buenas ubres, buenas patas y excelente salud. Las vacas donadoras tienen registros completos. Las mismas que serian seleccionadas en conjunto con sus técnicos si usted lo requiere. En mejoramiento genético, lo tradicional es usar toros de muy alta calidad sobre nuestro plantel y
hijas mejoradas, pero esto es limitado si requerimos tener solo hijas de nuestras mejores vacas. En el caso de la tecnología a aplicar podemos tener por vaca seleccionada, 6 embriones por semana, por 40 semanas al año, es decir 240 embriones al año, que darían 80 a 100 crías hembras por donante, en el caso de la fertilización in vitro esta demostrado que se puede usar semen sexado, no así en el sistema in vivo o MOET. Está robado que cuando seleccionamos el 5-10% de las hembras superiores de una población para reproducirlas con
semen de toros de alta calidad, logramos un avance genético acelerado. Tengamos en cuenta que con el sistema tradicional de inseminación artificial solo podríamos tener 2 o 3 crías hembra por vaca en toda su vida productiva. Nosotros vamos a reproducir el 100% de nuestro establo por este sistema y de esta forma podremos ofrecer al mercado peruano animales que garanticen altos rendimientos lecheros y rentabilidad para el productor que nos de sostenibilidad en el tiempo en un mercado globalizado.